Utilizamos cookies para facilitar su experiencia en la navegación por nuestra página Web. Si como usuario visitas nuestra web entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puedes obtener más información sobre las cookies y su uso aquí Política de cookies. aceptar

CÓMO CUIDAR TUS JOYAS

Las joyas MPNY han sido tratadas de tal manera que sea difícil que les ocurra cualquier desperfecto. No obstante, como cualquier joya, son piezas delicadas y por ello deben cuidarse con mimo. A continuación te damos una serie de consejos para que tu joya mantenga su brillo, baño, y permanezca a tu lado por mucho tiempo.

1. Conservación del baño y brillo.

Las joyas pueden perder su baño o brillo con el tiempo debido al propio uso. Por ello, no garantizamos que el baño de nuestras piezas perdure para siempre, ya que son piezas más delicadas y la pérdida de color es causada por múltiples factores. Sin embargo, si se tienen en cuenta las siguientes recomendaciones podemos evitar que esto ocurra.

- Evitar que la joya entre en contacto con productos químicos como colonias, productos de limpieza, cosméticos, cremas, etc.

- No mojar la joya, evitando ducharse con ella o bañarse en la playa/piscina con ella. En ocasiones, el sudor y PH de la piel también afectan al estado de la joya.

- No exponer la joya a temperaturas elevadas, ya que el material puede verse afectado y modificando su forma y las piedras pueden sufrir cambios de color.

2. Limpieza

Lo ideal para limpiar tus joyas es usar un cepillo de cerdas suaves y limpiarlas con agua tibia y jabón con PH neutro. Es importante prestar atención a las piezas con baño en oro ya que son más delicadas y requieren un mayor cuidado. Por ello, debes frotar suavemente para evitar la pérdida del baño. Posteriormente debes secarlas con una gamuza.

Las gamuzas específicas para plata también son perfectas para devolverle el brillo a tu joya en caso de haberlo perdido.

3. Dónde guardar las joyas

Lo ideal es que las joyas se guarden de forma individual, en lugares donde no les de la luz y haya una buena temperatura ambiente.

Aconsejamos: joyeros, saquitos o bolsitas individuales de plástico con cierre hermético.

Desaconsejamos: cualquier elemento de goma, o guardar las joyas en sitios húmedos.